ENFERMEDADES CRÓNICAS

Son afecciones de larga duración con una progresión generalmente lenta. Se desconoce una solución definitiva y el éxito terapéutico consiste en tratamientos paliativos para mantener a la persona en un estado funcional. Muchas enfermedades crónicas se pueden prevenir mediante la reducción de los factores de riesgo comunes, tales como el consumo de tabaco, el consumo nocivo de alcohol, la inactividad física y comer alimentos poco saludables. Dichas enfermedades son las causantes de la mayoría de muertes y de discapacidades mundiales. Este grupo incluye una larga lista de enfermedades como la diabetes, las cardiopatías, la hipertensión, entre otras.

Síntomas
  • Dolor de pecho.
  • Desmayos.
  • Dificultad para respirar.
  • Sensación de sed intensa.
  • Cansancio extremo.
  • Pérdida de peso.
  • Micción frecuente.
  • Tos y disnea.
  • Respiración sibilante.
Tipos de Enfermedades Crónicas

Hipertensión

Es un problema frecuente que puede ser grave si no se trata. A veces no causa síntomas y la única forma de detectarla es tomando la tensión arterial.

 

Diabetes Mellitus

Es una de las enfermedades crónicas más comunes en todo el mundo. En esta condición, el páncreas no produce suficiente insulina y las células no responden de forma adecuada a ella, por lo que no pueden utilizar la glucosa presente en sangre para convertirla en energía.

 

Enfermedad Renal Crónica

Es el daño progresivo y la pérdida de la función de los riñones con el paso del tiempo. Esto puede desembocar en una acumulación peligrosa de líquidos, electrolitos y sustancias de desecho en el cuerpo.

 

Cardiopatía Isquémica

Tiene lugar cuando las arterias que suministran sangre al corazón se estrechan u obstruyen, lo que desemboca en una reducción del flujo sanguíneo al miocardio y un desequilibrio en el aporte de oxígeno.

Factores de Riesgo

Existen factores de riesgo, como la mala alimentación, el humo, el abuso del alcohol y el sedentarismo, que puede causar algunas enfermedades crónicas como la hipertensión, el colesterol alto, la glicemia elevada y la obesidad. Sin embargo, otros factores como la edad y la predisposición genética no pueden modificarse.

Encuentra el diagnóstico y el tratamiento adecuado a tus problemas de salud.